Teresa Perales: “No hace falta una situación adversa para que demos lo mejor de nosotros mismos”

Su amplio palmarés, unido a su ejemplo de superación personal, le han convertido en una referencia más allá del plano deportivo. Con 42 años, tras haber saboreado tantas veces el éxito en la natación paralímpica, Teresa Perales (Zaragoza, 1975) mantiene intacta la misma ilusión por disfrutar de la competición y de la vida. Las claves de su actitud, la misma que le ha permitido sobreponerse a la adversidad y ganar un total de 26 medallas en cinco Juegos Paralímpicos, son la base de las conferencias que imparte por toda España. La deportista aragonesa, invitada estrella en la Gala de la Mujer organizada este 1 de marzo por la Agencia Local de Desarrollo, ha atendido nuestras preguntas antes de esta cita.

Pregunta: ‘La fuerza de la actitud’, sin duda un título prometedor para tu conferencia del próximo 1 de marzo en Alicante. ¿Qué mensajes pretendes transmitir en ella?
Teresa Perales: Cuando tenemos una actitud positiva ante las experiencias que vivimos, podemos conseguir que hasta las situaciones más incómodas o difíciles, se conviertan en grandes oportunidades. Y, pese a que se suele pensar lo contrario, todos podemos entrenar nuestra actitud.

P: ¿Cómo definirías tu propia actitud, la que te ha permitido triunfar como nadadora y tener una vida plena?
TP: La actitud del vaso a rebosar. Siento un profundo agradecimiento a la vida por estar viva, por ser libre, por ser dueña de cada uno de mis actos, por tener una familia maravillosa y por poder hacer todo lo que hago.

P: Según tu experiencia, ¿dirías que la adversidad es un gran motor de cambio personal?
TP: No creo que haga falta una situación adversa para que demos lo mejor de nosotros mismos. Es verdad que, en los momentos críticos, es cuando nos damos cuenta de que somos capaces de superarlo casi todo: es el instinto de supervivencia. Pero, desde mi punto de vista, las herramientas para cambiar siempre las llevamos con nosotros mismos.

P: ¿Qué lecciones útiles para tu vida te ha enseñado el deporte a lo largo de estos años?
TP: La primera es la de la paciencia. Los objetivos normalmente son a muy largo plazo, aunque en el camino vayamos asumiendo pequeños retos. También la de que no todo es lo que parece: por ejemplo, he competido en pruebas en las que parecía que no iba a ganar y, en las tres ultimas décimas de segundo, metí la mano y me alcé con el oro. También he aprendido que siempre hay una forma diferente de hacer las cosas. Y que hay que atreverse a ganar.

P: A tus 42 años, con 26 medallas paralímpicas y cinco récords mundiales en tu palmares, entre otros logros, ¿qué retos te quedan por delante? ¿Qué te motiva en este momento, tanto en el aspecto personal como en el deportivo?
TP: Lo que más me motiva es que sigo teniendo “hambre” de competición, de convivencia deportiva, de luchar por un objetivo ambicioso. El reto, seguir ganando medallas para mi hijo.

P: Tu conferencia se enmarca dentro las actividades preparadas en torno al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. ¿Qué significa para ti esta celebración?
TP: Un día en el que a muchos se les llena la boca y salen a la calle para hablar de igualdad, equiparación, etcétera. Un día en el que muchas mujeres se sienten más unidas y más fuertes. Un día gracias al cual, a veces, se toman buenas decisiones. Pero también un día que pasa y, por desgracia, se olvida. Hasta el próximo año.

P: Por último, ¿percibes un crecimiento del deporte femenino en España en los últimos años? ¿Cómo crees que debería potenciarse?
TP: Sí percibo un crecimiento del deporte practicado por mujeres, así como un gran nivel en la élite del deporte femenino. Desde el Consejo Superior de Deportes, se han activado programas de Mujer y Deporte y creo que eso está ayudando; aunque, probablemente, el resultado verdadero se verá más a largo plazo.

Compártelo:
Sin comentarios

Publica un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other